29.3.07

Pintura de un corazón

Es un cuadro destruido. Ya no es la locura alegre fauvista que tiñe el mundo de colores sino la inconsistencia de Seurat; de lejos parece uno sólo, pero si mirás de cerca es un montón de fragmentos sin sentido, sin conexión, todos separados, como en una gran explosión. Eso es hoy mi corazón.
Y te sueño, te sueño como lo hice desde que estás conmigo, pero ahora en el mismo sueño ya no hay un final feliz; ahora me veo a tu lado como siempre... y al instante ya no, al instante soy sólo sangre, sangre en el piso, ya sin cuerpo, ya sin corazón.
No soy el mismo, me has cambiado. No existo, no soy. No quiero ser ya sin vos.

2 comentarios:

YAYA dijo...

Basta con verse despedazado, mi amigo, para reconocer que no hay manera de juntar los pedazos.

El Bartender dijo...

Mire Ud. El Yaya!!! Ya lo consideraba perdido!!! ¿Cuando va a pasar por una negra bien fría?