15.5.07

Veinte años de historia en cuatro monólogos. Parte 4

Fin de la década del noventa. El 2000 dominados

Mitad de los 90, hacía 5 años de la caída de la URSS, Yeltsin estaba tan borracho que no era problema para nadie más que para su hígado, China ni se acordaba de un tal Mao y sólo resistían un par de países socialistas sin ningún peso.
El mundo se había vuelto aburrido !Si hasta se dejaron de hacer películas de James Bond!
El oso soviético, el enemigo comunista, la amenaza roja, nada, nada, nada; ni Saddam molestaba mucho por esos días.
Los tigres asiáticos se caían a pedazos mostrando que el neoliberalismo podía fracasar, pero el FMI tenía una receta para solucionar todo: liberalizar más los mercados.

Su Alteza Real Emperador del Universo Bill Clinton estaba en su famoso Despacho Oval tratando de pasar el tiempo, algún misil contra Servia, unos cuantos soldados a Kosovo, otros a Somalía donde le volteaban un helicóptero así que se volvían.... y nada más.
Para esto había llegado a ser Presidente? Para aburrirse de esta forma? Suerte que encontró una buena forma de pasar el tiempo ¿Que hubiese sido de su gobierno sin el pasatiempo de su becaria favorita Mónica Lengüisky? Y si... tanto aburrimiento produce angustia oral.

Allá por 1993 el Emperador Méndes se reúne con Don Raúl Ricardo, a los dos días desmienten la reunión, al tercero se juntan de nuevo y al cuarto aparecen en Olivos con un Pacto para reformar un librito que no tiene mucho uso que se llama el libro de la reelección ¡Perdón! se llama Constitución.
Con el Pacto don Raúl Ricardo se queda con algunos Senadores por el módico precio de la incineración en elecciones de Masaccessi y el Emperador Carlos Saúl I gana cuatro años más para jugar al golf, al básquet, al fútbol, recibir la visita de los Rolling Stones, de Claudia Schiffer, Maddona y otras cosas más mientras el FMI se dedicaba a gobernar nuestro país.

La elección estaba cantada, pero igual se hizo el 14 de mayo, Méndez ganó cómodo por las licuadoras, segundo salió Bordón y tercero Masaccessi. Lo único interesante fue la aparición del FREPASO, con la fórmula Bordón – Álvarez, el problema fue que Bordón desapareció después de las elecciones y el Chacho quedó tan sólo que se tuvo que juntar con Don Raúl Ricardo.

Pero en el gobierno seguía todo más o menos igual, el gordo Gostanián hacía billetes con la cara de Méndes; Marijú prometía limpiar el riachuelo en 1000 días; Corach le echaba la culpa de todo a Quebracho; el cabezón se peleaba con el trompa y se hacía gobernador; Neustadt perdía su programa en Telefe y su mujer en Punta del Este; el Ministro de Justicia Adolfo Barra reconocía su pasado de militante neonazi; Mauro Viale ponía una cámara oculta en el jarrón de Cóppola mientras Samantha y Natalia se peleaban por quien se había acostado más veces con Yayo Cozza; a Rodríguez Saa dijeron que lo secuestraron pero después apareció con una mina en un telo y sin poder sentarse; Amira llenaba de plata sus valijas total el Director de Migraciones era Ibrahim al Ibrahim, que no sabía hablar español; los caramelos de propóleo y el vino adulterado dejaban a Mazorín como un nene de pecho; trazaban una “poligonal” con Chile en los Hielos Continentales; se volvía a correr la F1 en Buenos Aires y todos decían que era gracias a Cárlo; intervienen Catamarca y Corrientes y las dejan peor de lo que estaban; la SIDE salía a buscar la tortuga del embajador Cheek; Caballo y el Ministro de Educación Jorge Rodríguez anuncian un recorte al presupuesto universitario; vendían Aerolíneas y la pagaban con el precio de venta de los aviones de Aerolíneas después la fundían y la vendían de nuevo pero los españoles se quedaban con los aviones, los edificios y las rutas; en el PAMI, Matilde Menéndez hacía su negocito; Jorge Asís era nombrado secretario de Cultura y después Embajador, el Juez Trovato estrenaba su placard, Carlo promete llevarnos a Japón en dos horas y otras tantas cosas no gratas de recordar que consumirían ríos de tinta y de lágrimas.

Pero en el gobierno ya no todo era tan alegre como en el lustro anterior; como todo andaba bien (para ellos) pero a los que le iba mal (a nosotros) no se daban cuenta, Mendez decía que “Estamos mal pero vamos bien” y se peleaba con su ministro estrella, Domingo Horse por quien era el verdadero padre de la criatura, de todas formas, creo que a Méndes le hubiese quedado mejor el título de “Padrino de la bestia”.

En el 95 la criatura comenzó a tomar alcohol y se empezó a ir todo al carajo; bahhh, ya se había ido hace rato, pero nadie parecía aceptarlo. Primero tequila, después caipirinha y todo mal, la criatura borracha empezó a mostrar su verdadera cara, parece que era cierto el dicho que dice que los borrachos siempre dicen la verdad.

Por esa misma época, nuestra provincia no era para nada aburrida, acá cada uno sacaba su tajadita y era el lugar ideal para hacer buenos negocios si tenías un poco de caradurez y un par de amigos, Córdoba era como la mina del tango, “vuelve al otario rana y al vivo gil”.
La Isla era sacudida por varios terremotos; Medina Allende vendía una cárcel llena de presas y el alemán que la compró quería desalojarla, el problema era que la cárcel nunca estuvo a la venta; se cierra una escuela para hacer un shopping; el Banco Social le prestó tanta plata a los amigos de Pompas que quebró, el gobierno no puede pagar sueldos ni jubilaciones y todo eso termina con el busto de Yrigoyen en la punta de una fogata en el medio de la calle Yrigoyen. La casa radical prendida fuego y a la noche el Pocho denuncia que un “tecnócrata mesiánico quiere ponerlo de rodillas” así que dará un paso al costado y encomienda a la justicia “hundir el bisturí hasta el hueso” para demostrar que en su gobierno no hubo corrupción (no, sólo algunitas estancias).

Pero con tanta cosa el tiempo pasó rápido, se acercó el 99 y empezó la campaña. Hacía unos años había llegado a gobernar la Capital Federal Fernando de la Duda.
Por un acuerdo entre don Raúl Ricardo, Freddy (Storani, no Krugger, aunque no se cuál es mejor), la Meijide y el Chacho se forma una Alianza que promete cambiar el modelo agotado, esta Alianza le gana las elecciones al Cabezón, que prometía cambiar el modelo agotado; aunque para llegar a todo eso primero hubo que pasar por los amparos que pretendían declarar inconstitucional a la Constitución para que hubiera RERE, y aunque parezca mentira un juez federal de Córdoba aceptó el amparo.
Pero la RERE no se dio y las elecciones las gana Fernando de la Duda en primera vuelta. Luego de la elección los iluminados analistas políticos vaticinan que es el fin de la carrera política del Cabezón y que el de De la Duda será un gobierno de centroizquierda.

De la Duda efectivamente toma un rumbo totalmente distinto al de Cárlo: aumenta el endeudamiento para sostener la convertibilidad, reduce salarios a estatales, reprime toda manifestación popular, vota contra Cuba, acepta las recetas del FMI, paga sobornos para flexibilizar la ley laboral, se vuelve suegro de Shakira, etc.
El Chacho renuncia, don Raúl Ricardo es el oficialista más opositor, De la Duda se va quedando cada día más sólo y nosotros cada vez más cerca del 2000, cada vez más dominados.

2 comentarios:

YAYA dijo...

El único que la sacó bien fue el Antonito.


... Y qué fue de la Meijide? No se sacó foto con ella usté todavía?

Anónimo dijo...

Hola, bueno le he escritos mails, no se si lleguen a su cuenta de correo, pero hay le escribo otro mail...

abrazo

Fàtima